• Su defensa ha buscado vía el amparo federal se tomen en cuenta los elementos de prueba que desecho el juez de primera instancia.
  • Exige el juez federal que prueben acusaciones con elementos tangibles y no ha habido respuesta en su lugar han iniciado una campaña mediática para mantenerlo preso.

Ricardo González Rodríguez/Revolución Montaña

En las próximas horas el tema del encarcelamiento político de Marco Antonio García Morales habrá de  definir el estatus legal del carismático personaje que hoy se encuentra preso luego de meses en que de acuerdo al criterio del juez de lo penal desechara una serie de elementos de probanzas que dejaban claro que existían elementos para desconsiderar los señalamientos que en su contra vertieron sobre la desaparición del activista social Arnulfo Cerón Soriano.

Ahora ya en manos del juez federal. Éste tendrá en sus manos valorar los elementos rechazados y que mantienen vinculado a proceso penal a Morales García en lo que se dibuja por si mismo en una perversa operación política en la que participaron varias persona e incluso organizaciones civiles y políticas.

Veamos…

En primer término siguen sin comprobar los dichos  – Que constituyen la única prueba que lo vincula – del Taxista que de oídas dice haber dicho lo que consta en el expediente y los señalamientos de amenazas que presuntamente le achaca la hoy viuda de Arnulfo Cerón.

Sin embargo a la hora de valorar la secuencia cronológica de los acontecimientos, no se concatenan lo dicho con lo que aporto el equipo de la defensa de García Morales. Dentro de los que el trágico desenlace seria la violenta y trágica muerte de Cerón Soriano.

De otorgarse el amparo en favor de García Morales este obtendría su libertad de manera inmediata pero no ha de ser nada sencillo pues existe una fuerte presión mediática por organismos que se consideran de derechos humanos y que han iniciado una férrea campaña de pretendida intimidación ante las autoridades federales impartidoras de justicia con la finalidad de evitar el excarcelamiento de García Morales.

Sin embargo…

 Los elementos de prueba de  violación a sus garantías constitucionales en el desaseado proceso de vinculación que ha mantenido privado de su libertad a García Morales son muchos y están documentados. Es por ello que el recurso del amparo que esta por ser resuelto a nivel federal es de vital importancia para resolver este intrincado asunto.

Lo otro que ha dejado ver este muy prolongado proceso es la perversidad de algunos,  que creen que todavía vivimos en el medio evo y que la Santa Inquisición aun nos rige;  si ese tribunal, que de manera despiadada y a base de tortura  sometía a los “Enemigos de la fe y los sometía por herejes”.

En donde la tortura;  era el elemento coercitivo y después la declaración desprendida a través de esta la prueba máxima de su pecado. Así grupos pro derechos humanos han dirigido mensajes amenazantes de las consecuencias que podría traer la libertad de García Morales, sin en ningún momento tomar en consideración que la justicia es imparcial y no está sujeta a chantajes ni a negociaciones.

La maniobra de hacer pasar a un activista social como defensor de derechos humanos, deja más que claro de quién es la mano, que mece la cuna y el oscuro interés que la mueve.

Es cuanto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *