Pablo Amílcar reconoce a la Montaña Alta de Guerrero cómo bastión de los movimientos sociales de la entidad y una zona de alta marginalidad que requiere atención inmediata.

Parte 4

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *